Ol Doinyo Lengai (Julio 26-27)

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Subir en monte sagrado para los masáis ya es suficiente aliciente para esta excursión de dos días. Pero si a ello le sumas que se trata de un volcán activo, la cosa acojona un poco. Y si empiezas a buscar opiniones de la gente sobre su ascenso y ves mucho arrepentido y una descripción bastante poco tranquilizadora del camino, la cosa se pone peliaguda. Se trata de una ascensión no muy larga pero con gran pendiente, acabando en una pared de 45 grados lleno de piedra suelta y ceniza por doquier. Se empieza a las 12 de la noche y se llega al amanecer, haciendo bastantes paradas por el camino. Una de ellas de unos 40 minutos en los que todos dormimos un poco y me costo enfocar las estrellas al despertar. Toda una experiencia. Partí de Arusha con un amigo de Dilunga. Este me dice que es como él y que este tranquilo. Larga historia. Cuando nos presentaron el tío cojeaba y ambos le preguntamos a ver si estaba bien como para subir. El, como buen masai que es, que si, que al día siguiente estaría mucho mejor, listo para empezar. Así pues quedamos a las 5 de la mañana para ir a la estación de autobuses y partir hacia el lago Natron, punto de partida hacia el volcán. Por el camino tres peajes masais en los que únicamente los turistas tenemos que pagar. 50 dolares en total. Tras 6 horas llegamos a su poblado y me lleva con toda su familia que regenta una especie de bar con bebidas frías (raro por aquí). Al rato el se marcha y me quedo con tres pequeñajos con los que me divierto un buen rato jugando con una bola de papel albal, una botella vacía y un par de chapas. Gran experiencia. Con los niños no hace falta hablar. Una maravilla.

Al final mi guía vuelve y me lleva a un camping a descansar un poco y cenar mientras me cuenta que el no podrá subir finalmente al volcán, y me presenta al que será mi guía. Le miro el pie y parece que tiene una fractura o una fisura. No me lo puedo creer. Le doy unos ibuprofenos y confió en que ayuden con la inflamación. A las 8 me voy a dormir y a las 22:30 me despierta con un café. Es la hora de partir.

Llegamos al pie de la montaña y comenzamos a subir con los frontales. El paso no es muy rápido pero puedes sentir como la inclinación va siempre en ascenso. Por el camino nos vamos juntando con más gente, entre ellos 2 chicos y una chica de Francia. Seguimos subiendo y la cosa se empieza a complicar. La pendiente es muy fuerte y la piedra suelta dificulta mucho la subida. De repente me percato de que la francesa sube como puede mientras llora. Cansancio y miedo, supongo. No es un monte fácil y es importante saber donde vas. A mi parecer, es el monte mas incomodo que he subido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al final, tras pasar los últimos tramos en los que empiezas a ver la actividad volcánica, llegamos al pie del cráter. Sin palabras. No esperaba encontrar semejante agujero allá arriba, echando humo y en el que puedes escuchar como la montaña respira o algo así. El guía me dice que antes de la erupción en 2007 aquello era una gran explanada y me cuesta imaginármela. Recorremos el borde del cráter casi en su totalidad y marchamos hacia abajo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La bajada es aún mas peligrosa. Las piedras sueltas y los franceses (como bien sabe alguno) no ayudan. Llueven piedras de vez en cuando de los que van bajando detrás nuestro y al final ya les suelto un grito no muy amable en plan “por lo menos avisa, carapán”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al final llegamos abajo y tras esperar un poco a los demás volvemos en 4×4. Me extraña tener que ir con ellos. Llego al poblado temprano tal y como me dijo en amigo de Dilunga para poder coger el autobús, pero el tío se lo toma con calma y no veo como volver. Al final y tras insistirle bajamos donde nos dejo el autobús y parece ser que no hay más ese día. Yo con mi reserva en el hotel y el billete de autobús cogidos para el día siguiente. De repente aparece una chica rubia en un 4×4 y mi guía me dice que hable con ella para volver, a ver si nos puede llevar. Yo flipo. Al final acabo hablando con ella, una voluntaria evangelista (hay bastantes por aquí) y nos consigue un sitio en otro 4×4. Pensando que la aventura había llegado a su fin, craso error, me entero de que el chofer solo va hasta la mitad del camino, y acabamos en la carretera esperando otro transporte. Todo un planazo. Al final conseguimos montarnos en un Dala Dala y tras el peor viaje de mi vida llegamos a Arusha. Llegamos al hotel y el guía me pide algo mas de dinero, ya que según el le ha tenido que dar todo al que subió conmigo. Muy lejos de la verdad, y tras mostrarle todo el cariño que había acumulado en el viaje de vuelta me voy al hotel. Podría contaros mas cosas sobre este guía pero no merece la pena. Aprendo la lección: como Dilunga, solo ahí uno. Si no conoces realmente a tú guía, es mejor contratar el viaje en un agencia. El monte ha sido increíble y me quedo con eso.

Un comentario en “Ol Doinyo Lengai (Julio 26-27)”

  1. jeje, ba bai frantziarrekin kontuz ibili behar da, ongi dakigu hori koadrilan… Ta beno gidena normala da baten bat holakoa aurkitzea, pentsau iruñan zer dagoen ta munduan zehar ere holakoak topauko dituzu, agian ez hainbeste noski,…jejeje. Bestalde, azkeneko esaldian esan duzun bezala mendiarekin ta lurraldearekin geratu, eta batez ere merezi duen jendearekin. Dilunga hori Iruñara ekarri beharko duzu!!!Badirudi markatu zaizula 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s