Rafting y Chitwan

Cogimos el autobús a eso de las 6:30 y dos horas después ya estábamos a la orilla del río con todo por organizar. Fuimos en total 7 personas más el guía así que nos fuimos turnando para hinchar la balsa, que cuesta lo suyo. Al mismo tiempo había otros dos que se preparaban para ir en kayak a la vez que nosotros con otros dos monitores y todo el equipo montando la balsa de apoyo con todo el material.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nosotros teníamos un grupo bastante curioso: cuatro que trabajan juntos en Dubai (entre ellos un español), una chica americana y un productor de cine indio que era como para verlo (me recordaba a un enano peludo del bosque un poco mayor y en versión india, jaja! Muy majo). Hubo buen ambiente entre todos desde el principio y ayudo mucho porque el primer día pasamos cuatro horas en la balsa. El recorrido era bastante tranquilo así que incluso pudimos nadar de vez en cuando.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A medio día paramos a comer algo y enseguida continuamos la marcha hasta llegar al campamento donde pasaríamos la noche. Allá nos juntamos con otro grupo y fue curioso como todo lo que utilizamos resulto parte de la “tienda de campaña”. Se notaba que no era la primera vez porque tenían todo estudiadísimo, jeje!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tuvimos un buen rato para descansar y charlas, luego cenamos estupendamente y tras un largo rato charlando bajo la luz de la hoguera y escuchando cánticos Nepalíes amenizados por un grupo de una aldea cercana, nos fuimos a dormir.

A la mañana siguiente toco despertar temprano otra vez, recoger todo, desayunar y para las 9 estábamos en el agua otra vez. Esta vez solo fue una hora y media pero con más rápidos. Mucho más divertido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Resumiendo diría que merece la pena para no hacer todo el viaje en bus y de paso conocer gente nueva, aunque para mi sorpresa casi todos volvían a Pokhara al terminar.

Tras otra 2 horas de autobús llegué a Chitwan y tras marear un poco al taxista buscando un sitio BBB (bueno bonito, barato) conseguí alojarme y descansar del viaje. Los dos primeros días apenas merodeé un poco por la zona y me dediqué a estar tranquilamente, bebiendo alguna cerveza y disfrutando de los atardeceres junto al rio. Me dio para pensar bastante, y es así como tomé la decisión de volver un par de días más tarde a Pokhara e intentar esta vez hacer el trekking al campo base del Annapurna (ABC). Tengo un visado para tres meses y no tiene sentido saltarme algo que tenía un montón de ganas de hacer. Patryk ya me había comentado que el lo había hecho sin problemas pasando también por Poon Hill (3200m y un buen mirador) así que decidí que seguiría sus pasos después de Chitwan.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El tercer día hice la turistada de bañarme con los elefantes pero fue divertido. Me olvide de mi edad (que pesa cada vez más) y disfrute como un niño. Al menos aquí a los pobres se les ve más contentos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esa misma tarde me acerque también a un sitio donde tienen un montón de elefantes y parece que los ayuden y descansen. Pude ver como ataban a una madre y como después le quitaban a su cría para ponerle una especie de suero y no veas la madre que angustia paso. Puro instinto.

DSC_1362

DSC_1388PS

DSC_1378Ps

Ya el último día quedaba el plato fuerte: safari por el parque a pie. Te obligan a ir con dos guías (uno delante y otro detrás) y aunque parezca que no, las varas de bambú que llevan deben de ser muy eficaces. Lo primero que te explican es como actuar dependiendo del animal que nos encontremos, y acojona un poco, jajajja! Nada, que si ves un tigre tu mantenle la mirada y ve poco a poco hacia atrás que no te hará nada. Tu no corras que es malo. A ver si aguantas la mirada del tigre 10 segundos, jajaja!

DSC_1453Ps
Esperando a los rinocerontes

DSC_1426

DSC_1480Ps

DSC_1412Ps

DSC_1447Ps

DSC_1456PS

DSC_1434Ps

La verdad es que fue una experiencia muy bonita, abriendo senderos y cruzando ríos e incluso vimos seis rinocerontes (hay que tener mucho cuidado con ellos) monos y algún cocodrilo. Para ver tigres es mejor ir varios días pero casi me alegro oye, jeje! Eso de ir por la selva sin saber que te vas a encontrar tiene su qué, la verdad. Pienso repetir en otro sitio algún día.

DSC_1406Ps

A la mañana siguiente y con unas ganas que no veas cogí en autobús rumbo a Pokhara con la intención de empezar el trekking al día siguiente. Banoa oraingoan gehiago gozatzeko gogoz …

4 comentarios en “Rafting y Chitwan”

  1. Cuantos segundos necesitaste para encaramarte a un árbol? Seguro que ya tienes pericia.

    No me esperaba que por esa zona hubiesen tantos animales. Argazki ederrak! (Controla tu ego)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s