Wanaka, Mt.Roy, West Coast, Mt.Owen

DSC_0847PS

Wanaka es uno de esos sitios en los que te quedarías a vivir. Una pequeña ciudad que va creciendo lentamente en las inmediaciones de un lago, rodeado de montes y vegetación.

DSC_0832PS

DSC_0854PS

A la llegada, los colores de los árboles que estaban al lado del cartel que anunciaba la llegada ya nos dejaron con la boca abierta. No teníamos nada pensado para hacer y tras consultar en el DOC decidimos ir primero a un sitio donde reírnos un poco intentando hacer unos swings de golf, y a la mañana siguiente subir el cercano monte Roy.

Cuando llegamos al sitio de “Have a shoot”, enseguida nos dimos cuenta de que podíamos hacer mucho más que pegarle a una pelota de golf. Y aunque no somos nada pro-armas, decidimos al final probar el tiro de precisión, el golf, y el tiro al plato. Vaya risas nos echamos. La verdad es que la experiencia estuvo bien y sirvió para llenar la tarde.

Habíamos visto en la Lonely que había un cine bastante peculiar allá, así que antes de cenar nos acercamos a echar un vistazo. Se trata de un cine donde en vez de butacas hay sofás y coches donde sentarse y puedes comer lo que quieras mientras ves la película. Nosotros acabamos viendo una película en 3D y comiendo unos nachos terriblemente buenos y recién preparados para el inicio de la película. Cogimos un buen sofá y disfrutamos como enanos.

DSC_0721PS

DSC_0713PS

A la mañana siguiente y tras haber dormido algo escondidos fuera de las zonas de acampada, madrugamos para llegar hasta las faldas del monte Roy. La cima se veía desde abajo y parecía una caminata corta y sencilla. Comenzamos a subir, y no tardamos en darnos cuenta de que la cima estaba bastante arriba y que la subida era bastante mayor de lo esperado.

Aldatzko6PS

Durante la subida las nubes pronto quedaron debajo nuestra y el efecto con el lago era espectacular. Fue una subida entretenida y aunque se nos hizo más pesada de lo esperado llegamos a la cima sin ningún problema. Allá nos juntamos con una pareja de franceses y una mejicana y acabamos haciendo el camino de vuelta juntos. Buena gente.

DSC_0762PS

Aldatzeko8PS

Para descansar nos fuimos a un camping muy barato y que estaba muy bien, pero a mí me acabo saliendo carísimo. De hecho, incalculablemente caro. Había una zona sin luz con unos sofás el cual era el único sitio donde poder cargar las cosas y acabé dejándome el disco duro allá con todas las fotos del viaje. Menudo bajón. Tengo algunas en el ordenador, puedo recuperar otras, está el blog… pero hay otras muchas que nunca recuperaré. Mucha gente a la que seguramente no vuelva a ver y muchos recuerdos que no quisiera olvidar. Imaginaros mi cara cuando me di cuenta. Tendré que volver a todos lados 🙂

Llegaba la hora de coger la carretera oeste e ir subiendo hacia el sur. Primero llegamos a la zona del glaciar Fox y Franz Josef, pero el tiempo era horrible y seguimos adelante. Julen había fichado un sitio al lado del mar con unas formaciones muy curiosas llamadas Pancake rocks, así que fuimos en su busca. La lluvia remitió durante el rató que estuvimos viéndolas, y pudimos disfrutar más tranquilamente de aquel lugar. Se trata de un fenómeno natural muy extraño con el cual las rocas se forman en láminas.

Panoramikoa

DSC_0865PS

DSC_0921PS

DSC_0913PS

DSC_0893PS

Dimos una vuelta y al ir al DOC a preguntar sobre la zona dimos a parar con un neozelandes cuyo sueño era atravesar los pirineos de lado a lado. Manda narices. Siempre nos gusta lo que está más lejos.

DSC_0958PS

La mejicana que nos juntamos en el monte Roy nos había recomendado subir al monte Owen y como nos quedaba de camino hacia el norte decidimos darle una oportunidad. Cuando llegamos había llovido mucho y ni siquiera pudimos llegar al punto de partida al tener que atravesar un río intransitable en ese momento. Pero al día siguiente el tiempo mejoró y finalmente pudimos pasar e intentar subirlo. La ruta en este caso no tenía nada que ver con los preparados y turísticos Great Walks que recorren en país, y la subida nos resultó más complicada de lo esperado. Además la idea era subir al refugio, pasar un par de noches haciendo cima y bajar, con lo que teníamos las mochilas repletas. Incluso subíamos con vino y cervezas con la intención de darnos un festín. Julen cuenta la historia mucho mejor que yo, pero os diré que tras sufrir en la subida como cabrones, llegamos a un sitio en donde teníamos que seguir el cauce de un río con mucho agua y que estaba helada. Aún así, lo intentamos. Pronto aceptamos la derrota a regañadientes y dimos media vuelta, teniendo que hacer todo el camino de vuelta de noche y con frontales. Más vale que íbamos preparados porque si no, no se que hubiese pasado. En fin, cuidado al ir al monte en Nueva Zelanda.

DSC_0987Ps

Llegamos a la furgoneta destrozados y apenas habiendo comido una manzana y unos cacahuetes durante todo el día, pero estábamos bien. Una aventura que difícilmente olvidaremos aunque ninguno de los dos sacase ni una mísera foto.

Al día siguiente el cuerpo se resentía del esfuerzo así que nos acercamos al cercano Nelson para ir a la biblioteca y no hacer gran cosa. Al día siguiente teníamos que coger el ferry desde Pigton para ir a la isla norte, y al no parecer estar muy lejos en el mapa, nos fuimos a dormir la mar de tranquilos …

2 comentarios en “Wanaka, Mt.Roy, West Coast, Mt.Owen”

  1. Una pena lo del disco duro. Tal vez si lanzas un SOS vía mágica, funcione la empatia y , aunque tarde. te aparezca.
    Con disco o sin disco, lo importante es que sigas disfrutando y haciéndonos disfrutar con tus fotos y comentarios. Muxus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s