Archivo de la categoría: India

Varanasi

DSC_2204PS

Se puede intentar describir una ciudad como Varanasi, pero siempre tendrás la sensación de aproximarte tan solo un poco a lo que sientes y vives cuando estás allá.

Llegué a la estación de tren acompañado de una pareja de brasileños que había conocido en el tren. Intentamos negociar un precio justo con los conductores de Richsaw para ir al centro pero fue imposible. Si se ponen de acuerdo no tienes nada que hacer. Podríamos haber andado algo fuera de la estación pero teníamos un montón de equipaje y estábamos cansados. Finalmente uno de ellos nos acerco al centro y nos guió andando hasta el hotel donde estaban Jon y Sofia. La parte vieja de Varanasi es un laberinto de calles estrechas donde ni siquiera los Richsaws pueden entrar. Seguimos al conductor sin parar de mirar a todos lados: mucha basura por todos sitios, mugre, vacas, excrementos, niños jugando, establecimientos al pie de la calle … y de pronto algo cae del cielo al lado del conductor. Yo iba justo detrás y vemos que es una bolsa de basura que alguien ha arrojado por la ventana. A veces la gente la tira así, dice el conductor mientras encoge los hombros.

Tras cruzar varias callejuelas y saber que sería imposible en ese momento acertar a volver por el mismo camino llegamos al hotel y ahí están Jon y Sofia esperando. Me comentan que han tenido problemas para coger el billete de avión a Goa así que tenemos un par de días para compartir en Varanasi. Ellos habían conocido a una pareja de franceses (Flo y Emma) y resultaron ser muy simpáticos y aún sin saberlo, unos buenos compañeros de viaje durante muchos días.

DSC_1570PS

DSC_1574PS
Al rico Lassi

Esa primera noche fue genial. Nos fuimos a la zona de los Ghats a la noche a beber unas cervezas un poco a escondidas cuando un chico se acercó pidiendo tabaco. Se quedó hablando con nosotros y entre risas nos ofreció dar una vuelta en barca por el Ganges. Eran las 12 de la noche más o menos y no había nadie en el río (normalmente está lleno de barcas con turistas). Aceptamos encantados y al rato apareció con una barca. Nos llevó por el río y acabamos en la otra orilla sentados en la arena y contemplando la ciudad, sabiendo que es muy raro que un turista disfrutase de semejante experiencia. Pasamos un buen rato riendo con el chaval mientras nos contaba historias y sin darnos cuenta nos dieron las 2 de la mañana. Decidimos regresar y pese a insistir el chaval no nos cobro nada. Para el había sido un placer, nos comentó.

P1010206PS

P1010223PS

Durante mi estancia en Varanasi sintiéndolo por vosotr@s me olvidé bastante de la cámara. Llegué cansado y no paré hasta que Jon y Sofia se fueron, así que después principalmente me dedique a descansar, poner al día mi equipaje y pasear sin mayor interés que explorar la zona.

Una de las cosas que más llama la atención allá es la manera en la que conviven con la muerte cada día. Es normal andar por la calle y juntarte con pequeñas procesiones que levan a algún muerto a la zona de las incineraciones en uno de sus dos Ghats. Y allá puedes acercarte y merodear, siempre que lo hagas con respeto y no saques la cámara de fotos. Yo contemple una incineración desde el principio, y resulta muy… extraño? Inquietante? Conmovedor? No se muy bien como describirlo. Pero es algo que no se olvida y el olor tampoco. Para ellos es un privilegio morir allá así que en uno de los ghats las incineraciones están 24 horas al día.

Y otra de las cosas que destaca en Varanasi es la relación que tienen con el rio Ganges. Parece que piensen que todo lo que arrojan allá desaparezca por arte de magia. Se trata de uno de los ríos más contaminados del mundo y aún así la gente lava la rota, los utensilios de comida, se asean, se bañan, nadan, e incluso beben de sus aguas. Algo impensable para quien no a nacido allá. Cada mañana y al atardecer los Ghats están repletos de gente y es todo un espectáculo. Es por eso que el río está lleno de barcas con turistas.

Horrela ba lau gau eta bost egun eman nituen hiri zahar honetako kaleetan barrena, erritmo lasaian eta bereziki ilunabar aurreko ospakizunak ikusten. Ghat nagusian ospatzen dira eta jendez gainezka dago beti. Benetan ikusgarriak.

DSC_2260PS

DSC_2181PS

DSC_2093PS

DSC_2088PS

DSC_2103PS

Jon eta Sofia joan zirenean bikote frantziarrarekin geratu nintzen eta beraiek ere handik Nepalera joan nahi zutenez elkarrekin joatea erabaki genuen. Bidai luzea zen: gauean tren bat hartu, goizean autobusa mugaraino, bertan beste autobus bat hurrengo herrirarte eta han beste autobus bat Lumbiniraino (nepaleko lehen geldialdia). Horrela bada, pixkat indar berriturik herrialde zoragarri hau utzi eta Nepaleko lasaiatasunaren bila abiatu ginen.

Nos despedimos de Varanasi y marchamos rumbo a Lumbini, lugar de nacimiento de Buddha. Hicimos el viaje según lo esperado y a la tarde del día siguiente ya estábamos en Lumbini con una visa de tres meses para estar en Nepal. Veremos a ver cuanto me alargo por aquí.

P.D. Alguno de vosotros sabía que estaba haciendo el trekking de los Annapurnas cuando han ocurrido los problemas en el paso más alto y quiero que sepáis que estoy bien y que no he tenido ningún problema. Me encontraba tan solo en el segundo día del trekking con la pareja francesa, a menos de 2000 metros, y no tuvimos ningún problema. Así las cosas el tercer día decidimos dar la vuelta y volver a Pokhara ya que por un lado el camino estaba cortado más arriba y por otro después de lo ocurrido se te quitan un poco las ganas. Una pena pero podemos estar contentos de encontrarnos bien y no haber sufrido las consecuencias del tifón. Otra vez será y ahora a otra cosa mariposa :o)

Khanna, Chandigarh, Agra

DSC_0093Ps

Que te hagan sentir como en casa no es fácil estando tan lejos. Pasar un par de días con la familia de Karamjit fue una gran experiencia y un pequeño paréntesis en mi viaje. Me pasé dos días atendido y mimado como hacia mucho tiempo y lo pasé realmente bien.

Llegué a la estación de tren de Khanna y nada más pisar el andén el sobrino de Karanjit Prabhu ya estaba ahí. Un joven muy amable y simpático de 18 años que precisamente cumplía 19 el día siguiente. Me llevó en coche a su casa y ahí pude conocer al resto de la familia. Realmente encantadores.

DSC_0030PS

DSC_0032
Faltan gente pero no tengo más fotos … :o(

El primer día conocí a toda la familia o casi toda, fuimos de visita a casa de varios familiares e incluso tuve la oportunidad de jugar un rato a futbol-tenis (ni siquiera sabía que existiese el deporte como tal).

IMG_3197PS

En fin, gente muy simpática y muy atenta allá donde fuese. La cosa es que en todos lados te sacan algo para comer y beber y acabé un poco empachado, jaja! La hospitalidad hindú es increíble. Ya estaba siendo un gran día cuando al llegar a casa al anochecer me vistieron de Sij y nos fuimos a la boda de un amigo del hermano de Karamjit.

DSC_0036Ps

El tío al parecer está montado en el dólar y la boda era realmente espectacular: actuaciones de baile, un jardín enorme repleto de mesas, camareros ofreciéndote comida cada 5-10 segundos y un montón de puestos de comida. Incluso había un dron volando por ahí grabando la boda. Y al lado, un palacete repleto igualmente de comida, mesas y camareros.

IMG_3212PS

IMG_3200PS

El sitio derrochaba glamour y burguesía. Increíble. Incluso el novio llegó en una carroza plateada remolcada por caballos y bajo la luz y el estruendo de fuegos artificiales. No quiero ni pensar en lo que puede costar un tinglado semejante. Pasamos el rato comiendo, paseando y viendo los bailes, y para las 00 regresamos a casa. Vaya primera noche.

Al día siguiente me metí en el coche con Prabhu y tras recoger a Raman fuimos a Chandigarh (a una hora de Khanna). Una ciudad de construcción inglesa que no tiene nada que ver con todo lo anterior visto en la india: trafico ordenado, calles y edificios siguiendo un esquema determinado, aceras, jardines, papeleras… no parece India, la vedad. Un sitio muy agradable donde visitamos primero el Rock Garden y el lago Sukhna después. Dos sitios muy recomendables si estás cerca. El primero se trata de un parque artificial en el que han usado todo tipo de desperdicios para construir desde muros y cascadas hasta figuras de animales y personas. Muy vistoso e incluso me recordó en cierta manera al Parque Güell de Barcelona.

DSC_0039Ps

DSC_0136PS

DSC_0129PS

DSC_0102Ps

DSC_0078Ps

DSC_0064PS

El segundo, es un lago muy tranquilo para pasear al rededor, con barquitas para alquilar y un montón de ocas y cisnes.

DSC_0139Ps

Pasamos un gran día conversando y riendo y me hicieron sentir realmente cómodo. Además era el cumpleaños de Prabhu y era un placer compartir el día a su lado.

Volvimos a casa sobre las 18 y me encontré bastante cansado. No problem: me ofrecieron utilizar una maquina para terapia que tienen en casa y fue una maravilla. Te tumbas en una cama y hay algo que se va moviendo por toda tu columna mientras te da calor. Muy relajante y al terminar me sentí mucho mejor.

A la mañana siguiente salía temprano así que nos fuimos pronto a dormir. Nos despertamos a las 5AM, desayuné y tras despedirme de la mi familia india Prabhu me llevó a la estación de tren y salí camino a Delhi con intención de coger seguidamente otro tren a Agra. Mil gracias a toda la familia y espero volver a veros. Ha sido un auténtico placer.

Llegué a Agra tras un viaje algo interminable, sobre todo en la escala en Delhi (me costó comprar el billete bastante y luego saber que tren coger. Es un poco locura). Durante el trayecto había estado hablando con Jon y Sofía (amigos de Iruña que viven en Alemania) y ellos salían esa misma noche de Agra y queríamos juntarnos aunque tan solo fuese un rato. Yo apenas sin batería en el móvil y sin saber si finalmente podríamos encontrarnos, pero cuando finalmente llegué al hotel resulta que me estaban esperando allá para cenar juntos. Sin siquiera dejar la mochila en la habitación celebramos el encuentro entre risas.

IMG_3237

Tuvimos una sola hora antes de que se fuesen pero me sentó realmente bien ver caras conocidas y charlar y reír juntos. Al poco rato toco despedirse pero resultaría que nos volveríamos a ver, jaja!

Resumiendo mi visita en Agra:

El segundo día me levante tarde y pude descansar del largo viaje y a la tarde visité el Fuerte Rojo. Realmente bonito y al parecer el fuerte más importante de la India.

DSC_0149

DSC_0222Ps

DSC_0178Ps

DSC_0168Ps

DSC_0160PS
Vistas del Taj Mahal desde el fuerte

DSC_0202Ps

Después me dediqué a merodear por ahí ya que era día de celebración y había mucho ambiente por las calles (varios grupos llevando santos en carros con música y tirándose polvos de color los unos a los otros) y me invitaron a sacar fotos y bailar un poco con ellos. Me reí un buen rato con ellos y disfruté siendo el único turista a su lado.

DSC_0312Ps

DSC_0283Ps

DSC_0287

DSC_0254Ps

DSC_0339Ps

DSC_0238Ps

El tercer día para las 6AM estaba en la entrada del Taj Mahal y tras esperar casi una hora (era sábado y pese a la hora había bastante gente) pude contemplar una de las llamadas maravillas del mundo. La verdad es que no decepciona en absoluto. Realmente precioso. Tras recorrerlo me senté y me quedé embobado durante largo rato intentando memorizar cada detalle. Es de esos sitios donde al irte caminas con la cabeza girada para poder verlo hasta el último momento.

DSC_1421PS

DSC_1439PS

DSC_1498PS
Efecto óptico en el Taj Mahal

DSC_1491PS

DSC_1476PS
Interior del Taj Mahal
DSC_1499PS
Sábado en el Taj Mahal

DSC_1433PS

Volví al hostel y para mi decepción tuve que dejar mi habitación a las 10 y me quede un poco tirado hasta las 22:45 que tenía el tren. Alargué el desayuno, empecé a preparar el viaje a Nepal, pude ponerme un poco al día con cosillas del ordenador y aproveché para que me cortasen la barba y me diesen un masaje de cara y cabeza. ¿No esta mal no?

DSC_1527PS

A las 22:00 ya estaba en la estación de tren, muy cansado, y cogí el tren hacia Varanasi, último destino en la India antes de pasar a Nepal. Ya huelo los Himalayas

P.D. Barkamena eskatu beharrean nago blog hau irakurri eta euskaraz dakizuen guztioi. Arazoa familian daukat, gehienek ez baitakite euskaraz egiten eta blog hau, besteak beste, beraiek nire bidaia jarraitu ahal izateko sortu nuen. Niregatik balitz euskaraz litzateke (niretzako idazten dudan guztia euskaraz idazten ari dut) baina palo ematen dit euskaraz idatzi eta hasteko, nire aitak adibidez ez ulertzea. Hala ere hitz ematen dut hurrengo idazkietan euskarak bere lekua izanen duela. Segi ongi eta besarkada bana!! Euskaraz bizi nahi dugulako!!!

Safari, Bikanner, Amritsar

DSC_0192PS

El safari a camello consistió en 2 noches y tres días, saliendo el primero a la tarde y llegando el tercer día a la mañana. Esperábamos expectantes como sería y antes de que los camellos llegaran ya queríamos montarnos (no hay mucho por hacer en un pueblo en medio de la nada).

DSC_0240

DSC_0198Ps

Resumiendo un poco, puedo deciros que la idea de un safari a camello por el desierto, durmiendo bajo las estrellas y con las mil y una noches en tu mente es mucho más atractiva que la realización en si. El primer día sirve de aclimatación a la silla del camello, al calor, la comida (que será la misma durante 3 días) y la omnipresente arena, y te hace pensar como será el día siguiente teniendo en cuenta que estarás, esta vez sí, todo el día en el desierto. El segundo día se hace largo y en las horas de más calor tan solo puedes cobijarte bajo algún arbusto y matar el tiempo (nosotros jugando a las cartas). Y el tercero cuando ya vuelves tu cuerpo te pide a gritos una botella de agua fría, una ducha y quitarte toda la arena que has ido acumulando por todo tu cuerpo. Esa es la peor versión, diría yo. Pero por otra parte para mí fue una experiencia que mereció mucho la pena. Ver como vive la gente en los poblados, disfrutar de noches estrelladas como no recuerdas haber visto nunca, la buena compañía, imaginarte la vida en las caravanas que cruzaban los desierto y disponer de todo el tiempo del mundo para reflexionar sobre todo lo que estás viviendo.

DSC_0275Ps

DSC_0268

DSC_0243PS

DSC_0283Ps

Tras el safari volvimos a Jaisalmer. Cogí un tren con Chris para ir a Jodpur (otra vez al dentista, por última vez, espero) y quedé con Patryk para juntarnos en Bikanner. Todo fue bien en el dentista y pasé la tarde tranquilamente. A la noche cogí un sleeper bus y llegué a Bikanner a las 5 de la mañana. Patryk llegaba a la tarde ese mismo día así que busque una habitación doble para compartir con él. Siempre sale mejor de precio que una individual y nos arreglamos perfectamente. Esa misma mañana me encontré bastante cansado y no salí del hostel hasta las 14:00. Fui a visitar el fuerte que cerraba a las 16:30 y me sirvió par matar un poco el tiempo y huir del intenso calor. El fuerte no es nada de otro mundo y la visita fue más bien rápida.

DSC_1380

A las 17 volví al hostel y me junté con Patryk que había llegado recientemente. Allá mismo nos juntamos también con una pareja de viajeros, los dos de Holanda. Muy majos y además uno de ellos viajaba con su guitarra y me sirvió para quitarme un poco el mono. Pasamos la tarde entré risas y canciones de Johnny Cash entre otros y finalmente salimos a cenar algo e intentar encontrar un sitio donde tomar cerveza. Es bastante curioso porque encontramos un sitio donde la gente estaba en silencio, ambiente un poco turbio y en plan un poco clandestino y solamente se dedicaban a beber. Lo que para nosotros es algo social aquí se hace a la sombra muchas veces.

La mañana siguiente la teníamos reservada para ver el conocido templo de las ratas que está en Deshnok a unos 30 kilómetros. Un sitio donde les dan de comer y las cuidan como si fueran gatos. Les ponen leche, agua y comida, y si pisas alguna creo que te puedes meter en un lío. Como imaginareis tiene su explicación religiosa y podéis informaros más a fondo. En fin, ratas, ratas y más ratas. Los niños jugando con ellas, la gente buscando la rata blanca de la buena suerte, tirados en el suelo esperando que alguna rata les toque y les de buena suerte … para verlo. Las ratas van a lo suyo y más bien tienen miedo de ti, pero aún así a veces resulta algo desagradable.

DSC_1480Ps

DSC_1451

Una pareja de ingleses que también estaban en el hostel e iban a Amritsar nos habían cogido ya los billetes de autobús (13 horas en un sleeper) para salir esa misma tarde, así que sin alargarnos mucho volvimos a Bikanner y cogimos el autobús. Fue un viaje mucho más llevadero de lo que cabía esperar y a la mañana siguiente llegamos a nuestro destino. Era domingo y la ciudad estaba repleta de gente. A la mañana fuimos al templo dorado de los Sij y me pareció realmente espectacular. Un sitio que rebosa culto y espiritualidad.

Golden templePS

DSC_1563Ps

DSC_1525Ps

Esa misma tarde decidimos ir a ver el espectáculo que ofrecen todos los días al atardecer en la frontera de Wagah entre la India y Pakistán. Un espectáculo que mezcla orgullo militar y orgullo patrio en un ambiente de respeto mutuo. Algo muy curioso y que la gente de ambos lados vive intensamente. Y teniendo en cuenta que era domingo el ambiente fue espectacular. Para no perdérselo si estás cerca.

DSC_1619Ps

DSC_1756

DSC_1724Ps

DSC_1640PS

Volvimos al templo dorado al anochecer con esperanza de poder llegar está vez hasta el templo recorriendo la pasarela, pero seguía repleta de gente y decidimos ir al hostel donde nos juntamos diez personas cada una de una casa y acabamos conversando y riendo hasta las 2:30 de la mañana.

Así pues el día siguiente lo dedicamos a estar tranquilamente en el hostel y a la noche, esta vez sí, conseguimos entrar en el templo dorado. Una maravilla y hasta ahora mi templo favorito en la India pero no se pueden sacar fotos en el interior. El que quiera verlo tendrá que venir aquí ;o)

DSC_1762Ps

DSC_0023Ps

Hoy es martes y tras hablar con mi amigo Karamjit (digo amigo con el permiso de mi aita, jaja) finalmente salgo en un par de horas hacia Khanna, su pueblo natal y donde me espera su familia. Seguro que me harán sentir como en casa y no está mal dejarse mimar un poco. El día 2 salgo hacia Delhi a la mañana y seguidamente intentaré coger otro tren a Agra. Quiero pasar un par de días allá y no llegar muy tarde a Varannasi, donde quiero juntarme con mi pareja alemana favorita Jon y Sofia. A ver si podemos coincidir finalmente …

Udaipur, Jodhpur, Jaisalmer, Khuri (14-21 de septiembre)

DSC_1777PS

Udaipur  ha resultado un buen sitio para empezar mi ruta por el norte. Se trata de una ciudad tranquila rodeada por lagos en la que la vida parece fluir algo más despacio que en la mayoría de ciudades indias.

DSC_1911PS

DSC_1849PS

No tenía muy claro cuanto tiempo quedarme pero me encontré muy a gusto y al final pase tres noches. No es que haya mucha cosa por hacer pero el lugar es realmente bonito. Tiene una fortaleza enorme, un palacio en medio del lago que alberga uno de los hoteles más famosos y caros de la India, una montañita desde donde disfrutar las vistas sobre la ciudad y un museo donde a las noches hacen actuaciones de baile.

DSC_1845

DSC_1811PS

DSC_1781PS

DSC_1899PS

Fui a ver los bailes con dos chicas belgas muy majas que me junté en un restaurante y fue muy entretenido: bailes combinados con diferentes tipos de habilidades que los hacen realmente espectaculares. Tenía ganas de ver algo así aunque por ahora no me ha dado por intentar aprender, jeje!

DSC_2053PS

DSC_2064PS

DSC_2014PS

DSC_1979PS

La verdad es que me encontraba muy contento y disfrutando del entorno, cuando empecé con los problemas dentales. Me pasé la mañana del tercer día intentando comunicarme con el seguro y finalmente lo conseguí vía email. Me dijeron que en Udaipur no trabajaban con ningún hospital pero que en Jodhpur (próximo destino) había un hospital con servicio de odontología. Así pues, tras tres días marché a Jodhpur y pude ir al dentista (bastante mejor de lo que me podía imaginar). Me pasé toda la mañana allá y sin ganas de mucho me fui al hostel tan solo a descansar y matar el día, ya que el fuerte que quería ver cerraba a las 17 y ya era tarde. Y así estaba cuando recibí un mensaje de las belgas que también habían venido a Jodhpur y quedamos para cenar algo. Ya tenía algo que hacer y me animó bastante. Fuimos a un restaurante que les habían recomendado y cuando llegamos arriba nos encontramos con tres personas más. Con un simple do you want to join us? nos invitaron a compartir mesa y es así como conocí a Patryk el polaco. Un tipo majete que además quiere hacer una ruta parecida a la mía. Quedamos los dos para ver la fortaleza al día siguiente y tras despedirnos quedamos en juntarnos en Jaisalmer.

DSC_0344Ps

DSC_0078Ps

DSC_0061Ps

DSC_0039PS

DSC_0027Ps

DSC_0021PS

DSC_0007Ps

Cogí un autobús a la tarde y a la noche llegué a Jaisalmer en el extremo oeste de Rajasthan. Jaisalmer es una ciudad en medio del desierto donde la gente suele contratar safaris a camello para hacer en los alrededores. También tiene un fuerte donde viven unas 5000 personas y todo es de color arena. Muy diferente del resto de la India y pese al calor, realmente bonito.

DSC_0133PS

Mi primera mañana me dediqué a pasear dentro del fuerte, ver un templo y el museo que hay adentro. Me sorprendí yendo de un sitio a otro casi por inercia. Tengo que aprender a hacer lo que realmente me apetece ya que, aunque también está bien, a veces me limito a ver lo que hay que ver y no es el camino que quiero seguir en mi viaje.

DSC_0128Ps

DSC_0085Ps

Esa misma tarde quedé con Patrick, y mientras esperaba apareció Chris que también le estaba esperando. Un joven alemán muy majete también. Los tres queríamos hacer un safari a camello pasando noche en el desierto y Patryk había oído hablar de un pueblecito a unos 50km donde un tipo que parecía muy majo acogía a la gente y podía organizar safaris también. Una forma de huir de las típicas ofertas de safaris para turistas de Jaisalemer. Así pues quedamos a la mañana siguiente para ir a Khuri y es donde nos encontramos ahora.

DSC_0172Ps
Patryk y Chris
SONY DSC
Foto de Chris

DSC_0179Ps

Estamos en la casa del hombre este alojados en cabañas, pagamos 300 rupias por día (menos de 4 euros) y tenemos todas las comidas incluidas (mejores que en la mayoría de restaurantes). Además ayer sacamos las camas a fuera y hemos dormido a la intemperie disfrutamos del manto de estrellas que la noche nos ha ofrecido. Buen tentempié para lo que nos espera en el desierto. Salimos hoy (21 de septiembre) a eso de las 16 y tras pasar 2 noches volveremos aquí para regresar seguidamente a Jaisalmer. Yo tengo que ir otra vez a Jodhpur al dentista (me dijo que volviese en 3-4 días) pero me volveré a juntar con Patryk en Bikanner y planeamos ir hasta Amritsar juntos. Ya se verá. Por ahora tan solo pienso en el desierto.

DSC_0188Ps

Mamallapuram y final del recorrido por el sur

No se que tienen las pastillas de aquí, e igual mejor no saberlo, pero fue empezar a tomarlas y enseguida me sentí muchísimo mejor. Pasé muy buena noche y al día siguiente por fin pude patear un rato por los alrededores.

DSC_1724PS
Shore Themple

DSC_1741PS

Mamallapuram es un pueblecito de playa que posee uno de los templos más antiguos de Tamil Nadu (Shore Themple) aunque para los turistas tal vez sea igual de conocido por la “piedra de mantequilla”. Un enorme peñasco en mitad de una cuesta que sabe dios como llego y se mantiene ahí. Tenia ilusión por verla y la verdad es bastante curioso.

DSC_1751PS

DSC_1754PS

También tiene otro complejo de templos un poco más allá, pero a estas alturas ya me parecen bastante similares de alguno de los que ya he visto. Creo que la sensación es parecida a la que tuve en los safaris: al principio todo es nuevo y espectacular pero con el tiempo te vuelves más exigente y buscas cosas diferentes. Aún así he de reconocer que son espectaculares la mayoría de ellos y que a parte de los templos lo más bonito suele ser el ambiente que se crea entorno a ellos. La gente vive su religión intensamente y los templos al fin y al cabo son lugares de reunión para ellos.

DSC_1765PS

DSC_1757PS

Paseé durante toda la mañana y sobre las 16 cogí el autobús rumbo a Chennai. Pasé la noche en un buen hotel para viajar con fuerzas y sin ningún problema cogí el avión al día siguiente. Hice un transbordo de 6 horas en el aeropuerto de Delhi y a la noche llegué a Udaipur donde me encuentro ahora.

 

Aprovecho este corto post para deciros que estoy bien, y aunque tengo que ir al dentista mañana porque se me ha caído una funda (vaya racha, jaja) lo de la fiebre y demás se ha quedado en un pequeño susto. Me encuentro muy a gusto en Udaipur y tras tres días hoy a la noche ya marcho para Jodphur de camino a Jaisalmer. Quiero agradeceros también el seguimiento que estáis teniendo del blog y todos y cada uno de los comentarios que me habéis mandado, por muy estúpido que sea alguno (no miro a nadie Julen. A ver si pones algo coherente de una vez, jaja). De verdad que se agradece un montón sentir esa cercanía que me demostráis y dan ganas de seguir escribiendo y poniendo fotos. Se os echa de menos. Mila muxu guztiontzat!